La última entrada del blog

21/1/13

¡Que no cunda el pánico! Es la última entrada de ESTE BLOG. He consolidado todas las entradas de todos mis blogs que fuí creando con el tiempo en UNO SÓLO, tal como era mi idea inicial, pero que nunca se me dió llevarla a cabo hasta ahora.





Podéis encontrarme en:

www.silviacachia.com

Navidades en enero

18/1/13

Siento mucho no poder haber compartido esto antes cuando Mara me lo envió, pero no pude sacar el hueco para hacerlo. Os dejo con su último mensaje que me envió en Diciembre:

¿Sabes? Durante mucho tiempo preside como centro de mesa un hermoso juego de te de plata. Con el tiempo ya su brillo no es el mismo, pues los años lo fueron opacando. ¡Ya no brilla solo!, necesita de mis manos, que frotando y frotando le devuelven su brillo. Pero a medida que pasa el tiempo, cada vez más seguido debo frotar. Pero un día me cansé, no tenia tiempo, priorizaba otras cosas, o simplemente estaba convencida de que ya había cumplido su ciclo, solo permanecía ahí.

Con motivo de una reunión en casa, volví a mirar el olvidado juego de té y decidí  intentar frotarlo nuevamente.  Para mi sorpresa,el juego volvió a tomar su brillo.

Esto me ayudó para ver cómo estaba aprovechando este tiempo del año, tiempo de Adviento tiempo que me llama a preparar con amor y delicadeza, la llegada del niño Dios. Pienso en si estoy cansada, si soy indiferente, si priorizo otras cosas, si soy mezquina. Puedo ver que nuestra alma y nuestro corazón también necesitan brillar, y es justo en este tiempo del año donde metiéndome en cada uno de los personajes del pesebre, pido al Niñito Jesus que los adultos tomemos conciencia de que las generaciones venideras, necesitan de personas comprometidas con su educación.

Sólo así nuestras generaciones y el mundo entero volvera a brillar, como mi juego de té.

Feliz Navidad y Año Nuevo

Opinión sobre Mis hijas NO van al colegio

Mi querida amiga Paloma es la primera que nos ha dejado su opinión sobre el pequeño ensayo que escribí y publiqué hace poco con la ayuda de Maria. 


Otro libro que he leído de un tirón, la verdad es que yo los libros o los leo de una sentada o terminan abandonados en las estanterias de la biblioteca durante tiempo indefinido…Este ha sido el tercer libro del 2013, se trata de un ensayo sobre homeschooling escrito por mi amiga Silvia Morales-Cachia. Como lectora habitual de sus blogs, pensaba que no me iba a encontrar nada nuevo y me he equivocado, pues me ha hecho reflexionar sobre esta opción educativa, también me he reído y sobre todo me he enamorado un poquito más, si ello es posible, del homeschooling. Leer a madres que educan en casa y tienen las ideas tan claras siempre ayuda a relajarse, a no saberse sola ni loca, sino acompañada… en este “que-hacer” al que algunos hemos sido llamados, de no delegar en terceros la educación de nuestros pequeños. Por otro lado pienso que puede ser de gran utilidad, para aquellas personas que se están planteando el homeschooling para sus familias. ¡¡Gracias Silvia!!

 “Y aunque no esté de moda ni se valore el permanecer en casa haciendo tareas rutinarias e invisibles, junto con otras más creativas y sobresalientes, dedicarnos a nuestros hijos y a su educación es muy gratificante e implica un gran desarrollo personal, incluso aunque los éxitos y triunfos sean privados y anónimos”.
 * La cita la escogió Paloma de mi ensayo.

Humildad

11/1/13

No me parece una palabra de moda. Según la escribo, la palabra humildad suena pretenciosa, huele a cristiandad de pacotilla. Decir que necesito humildad, que aspiro a ser humilde, es un poco como decirse uno delante del espejo, "mira qué guapa estoy", o a mí me lo parece. Si os confieso dónde me falta estaré cayendo en la falta de humildad nuevamente. No os digo en qué me siento más que nadie, no porque me dé reparo admitirlo, bien al contrario, porque admitir mis faltas tan gallardamente es otro acto de orgullo, estas confesiones públicas a veces no me hacen más humilde sino que inflan mi ego.

Foto gratuita Free Wall Paper World
Que sepáis que humildad es lo que necesito a raudales. Sin ella no se puede disfrutar de lo que la vida te brinda, ni aclarar la mirada ni afinar el oído. Y ambas son cosas me hacen falta. Así que creedme cuando os digo que, sin pretensiones ni fingimientos, aspiro a ser menos orgullosa y más humilde.

Me rodean personas sencillas, que saborean su vida y se llenan de gozo viendo pasar la maravilla de lo cotidiano, hoy una de estas personas le ha dado sin saberlo un pequeño codazo a mi alma y me ha despertado a la conciencia y sobriedad de querer llenarme del vacío tan sereno que la humildad promete. Humildad es lo que, al faltarme, más ansío.


Gulp

Pues por no tener listas ni nada, justito ayer, a la vuelta de un día estupendo con una amiga de mi madre que estaba visitando a su hija y yerno que viven en Houston, me encuentro un mensaje de una amiga que dice, 'bueno, os espero mañana como acordamos'. GULP, hace unas semanas, a primeros de Diciembre, dijimos de vernos y como no apunté el día, de verdad se me olvidó de lo lindo...

Pues nada, ahora que viene mi cumple las niñas están instruídas en comprarme una "sorpresa" en la tienda del dólar, una agendita, que eso sí que tuve una el año pasado, pero a ver si la uso para citas y todo lo que sea de más de dos semanas en el futuro, que parece que es hasta donde me llega la memoria.

Ni listas ni resoluciones

Es el mes y la época, digo yo,en la que veo diversos blogs con las listas de lo leído en el 2012, de lo que se ha hecho y lo que no, y luego las listas de los libros del 2013, y los propósitos para el nuevo año.


No digo que sea una bobada tener listas y propósitos. Muy al contrario, me parece inspirador, hasta cierto punto, ver fotos y leer de personas que se reteorganizan, con sus listas, sus emprendimientos, sus quehaceres y metas. A veces soy una de ellas y os traigo que si los planes de estudio de segundo, que si estoy escribiendo o recopilando tal o cual cosa... Pero digo hasta cierto punto porque concibo que se puede ser organizado y eficaz sin utilizar ni tanta lista, ni tanto planificador, ni ná de ná. Será lo del lóbulo derecho dominante, pero muchos de nosotros vamos por la vida con nuestros entuertos y desentuertos pero sin planeador ni lista que los dé cobijo. Son estilos.

Tampoco es que esté perdida, ojo. Sí, tengo unos papeles en un espiral con la planeación de las niñas que me ayudan a situarme, pero lo cierto es que interiorizo nuestro horario igual que he llegado a interiorizar las tareas domésticas, porque como digo, por personalidad, no me gustan las listas, a mí, a mí, me encorsetan. A otros sé que las listas les liberan y son las que les permiten gozar de gran flexibilidad. O puede que sea que mis listas son inmateriales... toma, ahora sí que me quedó exotérico. En serio, las tengo en mi mente, o como canta Sinatra, "Under my skin".

Pero este año, (paradoja, también esto es una resolución, ¿no?), este año digo, no quiero traeros grandes entradas sobre currículo (quizá luego me arrepienta, ja ja ja), y también tengo pensado escribir corto y conciso. ¿Por qué? Porque de los blogs variados que leo, uno de ellos que tiene pocos seguidores, pocos comentarios, y entradas diversas, disfruto de las entradas cortas y personales en especial. Aunque no es cierto que no goce y aprenda leyendo algo más extenso, sobre todo si el tema me super interesa, o si estoy subscrita por email, porque he llegado a la conclusión de que en email muchas cosas se leen mejor que en los blogs, sobre todo los de fondo oscuro, o los de letras pequeñas (o será ya mi edad, je je je). También agradezco que lo que leo esté salpicado de imágenes.

Así que en vez de listas de libros, una reseña según va viniendo. En vez de currículo y planes, un parrafito o dos sobre cómo van las cosas, si hay dicha o llanto en casa, en qué andamos, y sí, alguna que otra digresión y diatriba como siempre sobre la educación y el mentado homeschooling y temas relacionados. Esto es lo que podéis esperar este año, a ver si me sale.


Autoeducación

Me encanta lo que Marina nos comparte en su última traducción. Os dejo con los párrafos finales, pero os insto a que lo leáis completo en su blog Inactividad Magistral.

Dijo Lord Haldane algún tiempo atrás:

'La educación es un asunto del espíritu'
No ha habido palabras más sabias sobre el tema. Sin embargo, insistimos en aplicar la educación desde afuera como una actividad física o emoliente. Pero ahora sí empezamos a ver la luz: No hay educación sino auto-educación y tan pronto como un niño comienza su educación es que se convierte en estudiante. Nuestra tarea es darle relleno para la mente y ambas, cantidad y calidad, son esenciales.

Al instar a que reemplacemos lo que pretende ser la educación con mi método de auto-educación, me gustaría detenerme en el enorme alivio que significa ésto para los maestros. La diferencia es tal como la de conducir un caballo de buen carácter y uno terco. El primero seguirá el camino con alegre voluntad y así lo sentirá también su conductor.

Él
maestro que da libertad a sus alumnos para elegir en la ciudad de los libros, es libre para ser su guía, filósofo y amigo; y ya no será más un mero instrumento que sólo se encarga de forzar el alimento intelectual."

Esther Averill, Meindert Dejong, Hawthorne, Lamb...

Mientras que sigo trabajando en un artículo (entrada o post, como lo queráis llamar) que tengo iniciado cuatro veces y que aún no termino de encuadrar, os dejo con un anuncio o comercial como dicen por aquí sobre libros y quizá intercalaré si me sale algunos de los pensamientos que tengo pendientes para ese artículo dichoso que os menciono.


Amazon y AbeBooks

Copyright

Followers

CMsp y BLV en FB

************
Like Charlotte Mason Sp
************

Like BLV

Canal de YouTube

  © Blogger templates Newspaper by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP