Paseos por la naturaleza




Ayer estuvimos paseando por el parque de la esquina. Nuestro patio, cualquier parque que aquí tenemos bastantes, una visita al campo en el fin de semana es ideal para los niños. Las escuelas del PNEU (regidas por Charlotte Mason) hacían una visita al campo una vez por semana. Los niños después volvían a las aulas y dibujaban e investigaban lo que habían observado en sus diarios.



Al principio de llegar al parquecito no veíamos nada mas que el agua y las hojas muertas en el charco, y ramas secas y hierba. Luego vimos este fruto caído y mi peque me dijo orgullosa, mami, arriba, en el árbol, donde vimos otras ramitas iguales del que se habían caido las demás. La mayor me señaló unas flores amarillas donde observamos una abeja en pleno almuerzo. Con el bote la capturamos unos minutos para verla mejor y la dejamos zumbar de nuevo.

Jugaron en el tobogán y los columpios y me pidieron dibujar. La mayor dibujó la abeja y a nosotras paseando, las casas al fondo. La peque dibujó una niña y un insecto. La mayor me preguntó cómo eran las 'orejas' de la abeja, ocasión para hablarle un poco de las partes del cuerpo del insecto. Y le enseñé la foto en la cámara para que se diera una idea.








Y mami pudo leer un poco del libro fascinante de mates. El capítulo sobre la multiplicación de varios dígitos. Una vez más me maravilla la forma que los chinos tienen de explicar el porqué de lo que hacemos, no sólo cómo lo hacemos, y emplear el vocabulario matemático de forma precisa. La multiplicación implica dominar bien el concepto de valor numérico, no solo acordarnos de comenzar la segunda línea un espacio hacia la izquierda, sino saber que es debido a que el segundo número que multiplicamos cuando multiplicamos por 643, el cuatro son 4 decenas, y el seis son 6 centensa, de ahí que pongamos el resultado debajo de la columna de las decenas y centenas, y el del 3 bajo las unidades claro.
Los chinos emplean la ley distributiva para explicar esto así:

125x643= (125x600) + (125x40) + (125x3)

Y más fácil sin tanto cero, 125 x 6 centenas, 125 por 4 decenas, 125 x 3 unidades, que si sabemos lo que supone lo sabremos alinear para sumar correctamente. Una pasada. Ah, sabíais que los chinos llaman al veinticuatro dos decenas y cuatro. Y a la suma llevándonos la llaman suma compuesta, y a la resta llevándonos la llaman descomponer el valor más elevado (porque vas a descomponer el número 26 por ejemplo en 20, y 6, o en 10, 5, 5, 6 para restarle digamos 7, con lo que quitas el primer 6, le quitas uno al 5 siguiente y te queda 10, 5, 4, que son 19. Hay muchas maneras de restar cuando ves que los números son la expresión de diferentes acumulaciones o composiciones en distintos valores.

God Bless Texas!



 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email