Alicia a través del espejo

Los clásicos, ¿hay que leerlos? ¿los hemos leído nosotros? Versiones o sólo originales.
Son varias las preguntas sobre qué libros leer a los hijos. Paloma tiene cinco entradas sobre los clásicos muy interesantes, y en ellas hay comentarios sobre qué leer, y qué gusta o no tanto, y sobre si debemos continuar, insistir, o cuál es la mejor edad para determinados títulos.

Para fomentar el amor por la lectura, hay quien es de la opinión que 'cualquier cosa con tal que lean', pero habiendo tantos libros de tanto valor literario y que nos enriquecen el carácter a su vez, lo que Charlotte Mason llama libros 'vivos o vivientes', ¿por qué conformarse con cualquier cosa?

***(Varias listas y enlaces al final de la entrada)***

Los puristas dirían que NUNCA se debe leer literatura 'basura' (entre la que incluyen libros como Harry Potter, Capitán Calzoncillos, Junie B. Jones, etc, sin embargo Harry Potter aparece en las listas de literatura juvenil. Tampoco son partidarios de leer versiones acortadas, sino únicamente originales tal como salieron de la mano del autor. En Ambleside Online tienen una lista muy ambiciosa de clásicos (*abajo incluída en las listas de libros) y siempre comentan cómo cualquier versión carece del lenguaje y valor del original, que los clásicos no se leen para 'saber la trama de la historia', sino para crecer con el lenguaje, la belleza y la estructura concebida por el autor, que es lo que los hace únicos. También opinan que los clásicos o la literatura hasta determinado momento no sólo nos contaba historias sino que formaba el carácter y educaba. Después de leer un libro vivo o clásico, los niños como dice Paloma hablan del libro por muchos días, incluyen elementos y protagonistas del libro en sus juegos, sienten curiosidad por aprender sobre algo de lo leído, y se identifican y aprenden del mundo a través de los personajes y del libro en sí.
Volviendo a los consejos de Ambleside online (basdada en la filosofía de Charlotte Mason la cual es también llamada método de enseñanza basado en la LITERATURA), antes de leer Shakespeare recomiendan que uno sumerja a los niños en la época, ahí sí que aconsejan Shakespeare para niños, que se les exponga a ilustraciones de la época, se investigue cómo vestían, qué comían, cómo era la sociedad eduardiana. Y que al leer a Shakespeare, se hagan incluso marionetas de papel para que los niños sigan la trama con más facilidad y puedan representar la obra un poco simplificada y que no sea todo tan ajeno y dificultoso.

En lo personal en mi casa disfrutamos de los clásicos y a veces hemos leido libros menos ortodoxos. A mí me gusta descubrir libros vivos con las niñas con los que nos topamos y que luego vemos en alguna otra lista o a veces no, y también me gusta guiarme por listas para buscar títulos que pienso tienen valor y enriquecen. Otra cosa, a pesar de no ser discriminatoria si que he notado que hay diferencia de afinidades y gustos entre niñas y niños, y un terreno común también. Y la misma pregunta, con tantos libros merecedores de ser leídos, ¿por qué torturar a los varones con Mujercitas? a no ser de que quieran ponerse al día en psicología femenina. Y hay que tener muy en cuenta la edad. A pesar de que el interés y atención se cultivan, hay cosas que, si no vemos que suscitan ni siquiera una mínima comprensión, no hay que insistir, mejor dejarlas para más adelante. Pero continuad probando con clásicos, no abandonéis.
Como anécdota os digo que a mí NUNCA me entró Platero y Yo (quizá le dé una última oportunidad). El Quijote llevo recibiendo versiones desde los 5 años, y nunca me gustó hasta que un día, a los 17, en que nos lo volvieron a mandar, no sé qué ocurrió pero comencé a leerlo y me tronchaba de la risa, esa vez conectamos por fin. Y de mis clases de joven recuerdo 1980, El señor de las moscas, de una clase genial de literatura La celestina, La colmena, 100 años de soledad, y sóla como adulta he descubierto muchos otros clásicos,  La montaña mágica, Jayne Eyre, Orgullo y prejuicio, ahora estoy casi terminando La letra escarlata y me parece una novela sublime... y los que me quedan! Pero también he de confesar que he leído muchos libros que son considerados pérdida de tiempo pero que tienen popularidad en ese momento, y algunos supuestos 'clásicos' que me han dejado que ni fú ni fá. De cualquier modo por lo general, la literatura conforme más se acerca a nuestro siglo más me deprime y menos me convence. El gran Gatsby y la Letra Escarlata ambos tratan sobre el adulterio, hipocresía, pero hay algo en la literatura moderna que, como dice María, es como si te revolcaran en el fango y no te dieran alternativa para limpiarte.

A nosotros nos gusta también escuchar los libros en CD, que no había hecho en mi vida y que comencé a hacer con las niñas pues parece que hay muchos títulos accesibles en nuestra biblioteca. Así hemos oído Mary Poppins, el original, las obras de Beatrix Potter, Winnie the Pooh, y Little House in the Big Woods (que dio origen a la serie de la casa de la pradera), que nos encantó. Poco a poco seguimos la andadura de los clásicos, sin prisas y sin comparaciones, haciendo nuestra propia mezcla de títulos en castellano y en inglés.

Por último os propongo que hagáis una sugerencia de un clásico, y a ver si nos apuntamos a leerlo. Hay muchos que son 'cortos', si el limitante del tiempo es vuestra preocupación, y así podamos comentarlos entre nosotras. Aquí tenéis La letra escarlata gratis, pero os recomiendo saltaros la introducción por el autor, o si os la leéis, me la expliquéis, porque es jeroglífico para mí.

Listas que aunque en inglés pueden guiarnos (muchos son títulos traducidos a muchas lenguas):
* Ambleside Book list
* 100 Children Literature List
* Wikepedia List of children's classics
* Best Children's Books

Añadid aquí:



6 comments:

Noe dijo...

Me ayuda mucho las listas que has compartido. Muchas gracias: Noe

Eva dijo...

Qué buenísima entrada! gracias!!!

Hace tiempo que no lo intento -empecé demasiado pronto. Vuelvo a la carga, quizás con Peter Pan o Pippi Langstrum, ya te contaré.

Besos!
Eva.

Maulina dijo...

Completamente de acuerdo. Yo partí con cuentos de tradición oral, así hemos ido creciendo

Silvia dijo...

Eva: Sí, a veces nos entra esa inquietud y no es el momento, y sí, cuéntanos, así como de libros que no se encuentren entre el repertorio conocido pero que hayáis encontrado son lecturas de calidad y que han tenido éxito en vuestros hogares.

Maulina: Sabías que Charlotte Mason dice que tenemos que contarles cuentos e historias a nuestros hijos ORALMENTE. Que es algo que no hago tanto como debiera, pero contar los cuentos tradicionales según nos vienen a la mente es muy bueno para los niños, no tenemos la dependencia de un libro, ilustraciones, etc. y contarles historias de cuando eran pequeños, cuando NOSOTROS éramos pequeños, todo eso desarrolla su mente y lenguaje y establece un vínculo emocional valiosísimo.

Mary: dijo...

He estado tan ocupada ultimamente. No puedo esperar el fin de semana para poder comentar estas ultimas entradas interesantisimas!
Besos de CA!

Àfrica dijo...

Ay, se me había pasado esta entrada tuya! Me ha gustado mucho. También comparto la idea de que si algo no gusta más vale dejarlo para más adelante. Lo veo en mi hijo mayor (mayor es un decir, que tiene 5 años!) al que le encanta leer y que le lean, pero no quiere leer nada que le haga sufrir (siempre pregunta ¿seguro que acaba bien?). Todo tiene su momento. Disfrutamos mucho de la lectura en voz alta, y aprovecho estos momentos para leerles libros algo más densos o largos que sé que el mayor aún no leerá él solo. Son momentos muy enriquecedores.
Muchas gracias por tus reflexiones Silvia!

 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email