Aula Abierta y Vuelta y Vuelta

El artículo de Carlos Cabo para Aula Abierta que nos compartió Meni en HOMESCHOOLING SPAIN, me pareció muy acertado, sólido y seriamente estudiado, porque tratándose de Carlos Cabo estas son algunas de sus cualidades como investigador. Es a veces una gran oportunidad el escuchar a alguien que nos observa desde fuera, porque desde dentro del homeschooling yo admito que me enmaraño solita en este laberinto y es difícil tomar perspectiva.

Resalto un par de citas:
...no podemos hablar de los homeschoolers generalizando ya que forman un grupo muy heterogéneo donde existe la misma variedad que encontramos en la propia sociedad.
“a causa de esta variedad, puede existir más cercanía entre una familia que educa en casa y otra que escolariza a sus hijos que entre las propias familias que practican el homeschooling”
Y enlazando con la última idea, me mandaron hace poco el enlace a este programa de la Sexta que finalmente ví ayer, y me quedé sorprendida porque no tengo casi nada en común con las familias homeschoolers del programa, salvo el hecho de que nosotros también educamos en casa. Imagino que se debe al hecho de que estamos en otra parte del mundo, tenemos otras costumbres, otro entorno, otra lengua, otras creencias, y comparto como dice Carlos Cabo mucho más con otras familias que no educan en casa que, por ejemplo, con homeschoolers como los del programa. Aún así me encantó ver a niños y jóvenes, homeschoolers y los del internado, a padres y maestros, y profes, y directores, y un abogado, etc. Fué un programa muy educativo y muy bien hecho, por momentos te olvidas de que estén siendo filmados, parece que se muestran tal como son. No os lo perdáis si aún no lo habéis visto. El acento andaluz de los del internado de Granada, y la niña que sale al final no tienen desperdicio. Ah, y las familias homeschoolers tienen niños joviales, super divertidos, y creo será de interés.

Esto me hace pensar en el tiempo que llevo blogueando y las amistades en diferentes lugares como en USA en diferentes estados, México, Chile, Colombia, España, personas de muchas nacionalidades. Pienso en lo diferentes que somos y que en mi gran estupidez y don para meter la pata a menudo, puede parecer que quiero convencer a otros para que piensen como yo, pero no es así, sólo hablo en voz alta por si a alguien le sirve. Y a veces hasta me siento mal por escribir cosas que pienso pueden molestar a quienes respeto y por quienes siento afecto pero que van por diferente camino.

No quisiera herir sensibilidades ni ofender, pero creo que es algo imposible, por ello asumo responsabilidades porque opinar supone estar en desacuerdo, tener principios supone estar en oposición a otros contrarios, creer en algo significa no creer en muchas otras cosas que quedan fuera, y expresar convicciones con contundencia (que no cerrazón), implica pasar como apisonadora por encima de los sentimientos de otros aunque no se haga con saña, o para herir a la persona, es algo inevitable. A mí me pasa igual cuando leo otras cosas, que me siento ultrajada, y con deseos de "vendetta", ja ja ja. Pero será la edad, será mi esposo bello al que al fin estoy escuchando, cada vez me esfuerzo un poco más en ver lo positivo de todo, y ver del "otro" aquello por lo que felicitarle, tomarle cariño, aumentar el respeto... y es muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy difícil (creo que me faltan "us" ¿o "úes"? pero es una noble meta.

Así que sigo pensando en mantener mis amistades que he hecho en los blogs, hacer un huequito a las nuevas, y no molestarme si algunas deciden separarse un poco de mí, porque sinceramente, es sano "no caernos bien". A veces he querido gritarle eso a alguien en su blog, email, conversación o a la pantalla del televisor, ordenador, o al mismo papel de la revista... el otro día casi arrugo una revista del corazón en el súper porque me molesta tanto lo que se nos vende a las mujeres en muchas de ellas. Claro que me abstuve porque en otro lado de la misma decía que Barbara Streisand mantiene un matrimonio saludable porque de vez en cuando se pega sus peleas agusto con su marido. Ella es una diva dominante que quiere tomar el control, y él tiende a recluírse en sí mismo y enfrascarse en sus propios asuntos. Toma, dije, nunca pensé que fuera a comparar mi matrimonio al de esta mujer, aunque encima tengo todo menos lo de diva y cuando canto se me corta hasta el agua de la ducha.

¡Muchos saludos a todos y alguna colleja a algunos!



2 comments:

En casa dijo...

Jajaja
Muy bueno, Silvia
Besos
Gemma

Silvia dijo...

Gemma, menos mal que alguien habló, ya pensé que había ido muy lejos con lo de las collejas, ja ja ja.
En verdad os tengo mucho cariño a todos y todas.

Oye, habías visto el programa de Vuelta y Vuelta, os lo recomiendo, es muy entretenido y dá para muchas observaciones y conclusiones.

Silvia

 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email