Descanso

En Houston los veranos son muy calurosos, imposibles. Pero ahí vamos, como podemos en los parquecitos de agua, o invitaciones a piscinas, etc. Pero hoy ya terminamos y como no tenemos jefes y el cuerpo nos lo pide, estamos de VACACIONES y volveremos en Agosto a primeros si Dios quiere.

En Junio tedremos una semana de clase Bíblica, una hora y media, y el tema es Believe It or Not, It´s in the Bible. Daré las clases a los niños de 4 y 5, donde está mi hija menor. Y en Julio, por tres meses, daré clase en la de mi hija mayor, con un nuevo curriculo que hemos adoptado en mi congregación.

Lo que sí mantendremos serán lecturas, el huerto, y cositas que nos apetezca hacer. Los miércoles empezaremos a ir a un grupo de tejido y ganchillo que se juntan en la biblioteca al mediodía. Y continuaré con la traducción del curso, y preparando un poco el año que viene.





Pienso que voy a decidir cuáles son nuestras metas del año que viene en general, luego pensar en metas mensuales a grandes rasgos, y de ahí tener una guía para cada semana. A mí me encanta planear, pero no soy de las que escriben capítulo y página, eh! sino que dejo mucho espacio para incoporar los libros que me encuentro, para planear lo inesperado, y porque quitando matemáticas en las que sigo un poco el temario del  programa que use, en lo demás lo basamos mucho en libros, paseos, excursiones, cocina juntas, el huertito, dibujo y arte, y un poco más consistente este año estudio de pintores, poetas y músicos. Como siempre una tiene más cosas en la cabeza y deseos de lo que llegamos a hacer, pero ya me estoy rindiendo a la evidencia de que las niñas crecen felices, aprenden mucho, y quitando que algunas cosas les gustan más que otras, ponen voluntad y vamos acoplándonos poco a poco a nuestras rutinas de trabajo. No entro en si esto es por aplacar mi conciencia anticuada, y de verdad respeto al que sigue otras pautas, simplemente sigo lo que son nuestras creencias y mi instinto, y lo que veo que es un balance lo más armónico para nosotros.


No recomiendo mi postura a todo el mundo. Hay quien vive sin estas planeaciones, sin lecciones, otros con ellas y más detalladas... lo que digo que para mí es importante es vivir coherente con tus creencias y ser honesto. Si no hacéis lecciones y tenéis un sentimiento de duda o de culpabilidad, o si hacéis lecciones y es una batalla imposible y los niños no aprenden con gusto, algo va mal. Lo único que puedo decir es que si quieres tener lecciones y los niños no responden, no es necesariamente culpa de las lecciones, sino de qué es lo que haces y cómo lo haces.

 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email