De la vida, la salud y la amistad

Marina, una de mis lectoras y amigas gracias a internet, es una mami homeschooler que vive en USA y con una hija y un peque. Hace poco me mandó unas cositas hechas a mano por ella y su hija que nos encantaron a todas aquí. Para mis niñas nos mandaron dos costureritos, para mí, una tacita de café lindísima, y además, su hija, con mucho talento nos mandó un libro llamado DREAMS escrito e ilustrado por ella. El primer día no le prestaron mis hijas mucha atención, pero lo dejé en la encimera de la cocina donde tengo unas cajitas con otros libritos, y en esta semana pasada mi hija mayor no deja de leerlo y admirarlo. Les ha gustado mucho y les ha inspirado a seguir ellas escribiendo.

Por lo demás, llevo algún tiempo sin escribir mucho en los blogs porque sigo con las traducciones del curso de Stephanie, ya estoy en la última lección, me faltan 15 páginas de los textos de Charlotte Mason en el suplemento. Todas las lecciones tienen un suplemento con textos originales de Charlotte Mason de acuerdo con el contenido de la lección.

A parte de todo, he tenido y tengo a mi marido un tanto enfermo. No puedo ni tengo el ánimo de dar detalles, porque además no consiste en ello. Pero sí diré que la verdad que ha sido un golpe grande porque lo que le ha pasado me ha dado mucho que pensar. Este verano ha sido un ciclón, e incluso antes, la vida nos estira y muchas veces terminamos sin darnos mucha atención ni mimos, pero no hay excusa que valga, y la verdad es que de repente, teniendo que haber ido a urgencias y a doctores, vemos las cosas bajo una mirada muy diferente. Llevamos ya seis visitas y las que nos faltan, y no, no tiene nada mortal, pero sí tiene algo que es un poco complicado ya que no sabemos si le dejará de nuevo como antes, o cómo seguirá afectándole. La cuestión es que las medicinas no están resultando ni muy efectivas ni muy rápidas, lleva así desde principios de Julio, aunque dice que algo ha mejorado en Agosto.

Pero estamos positivos y con gran fe en que esto pasará, y que poco a poco se sentirá de nuevo como antes. De momento es una gran ocasión para estar a su lado y cuidarle como se merece. Es cierto que las situaciones difíciles pueden ser ocasión para crecer y nosotros estamos dispuestos a tomarlo así y a dejarlo en manos de Dios.

 Si pincháis en la foto creo que podréis verla en grande y apreciar las ilustraciones y texto divinos de Zoe.


¿A que son preciosos? Y vinieron llenos de cositas para la costura. Gracias Marina, Zoe y hermanito.


18 comments:

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay Silviña, ¿cómo no me dijiste nada? te mando un achuchón gordísimo y que pronto pase esto.

Un besiño gordíiiiiiiiiiiisimo
m*

Silvia dijo...

Gracias Meni. No te dije nada amiguita porque quiero llevar una vida hasta todo punto normal, pero creo que necesitábais saber por qué no me acercaba tanto por el blog y eso.
Confío en poder deciros a todos pronto que está ya restablecido por completo.

Besos

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay qué impotente me siento, ten confianza Silvia, ten confianza y pídele que te dará.

Un besiño gordo coranzón
m*

Anónimo dijo...

Ayy Silvita...estamos con vos en las oraciones para que Diosito mande el medico y la medicina adecuada para tu esposo ... como decis vos, todo pasa para aprender y segui asi de positiva que Dios no abandona a los que lo aman.

A parte te agradezco muchisimo por la atencion de poner nuestros regalitos, nos alegro tanto que les gusten... Zoe se emociono de ver sus dibujitos "en internet",je...

Les mandamos un abrazo fuerte a los 4 y mucha fuerza y cariños a tu esposo...
Que Dios los bendiga!!!!
Marina

bajo el diente de león dijo...

Silvia, espero de corazón que tu marido se recupere pronto, que no sea nada grave y que podáis recuperar la calma y la tranquilidad lo antes posible. Cuidaos mucho y besos cariñosos para todos =).

Silvia dijo...

Gracias amigas. El amor se siente mucho y muy fuerte. Sóis lo mejor. Me alegro de haberlo comentado, ahora sé que me apoyáis y a mi familia.

Hoy no durmió muy bien. Esta es la cosa, cada equis horas se levanta al baño y esto le impide descansar unas horas seguidas. Lleva así mes y medio hoy, porque empezó así en Julio. Y si las medicinas le están funcionando, lo están haciendo muuuuy despacio, porque no se le quita la molestia, más que dolor es molestia constante que se junta con no descansar.

Pero, lo llevamos día con día, y estamos positivos de que con el tiempo se le quitará del todo esta urgencia y embotamiento. Mañana vamos otra vez al doctor a ver qué nos dice.

Muchas gracias por todo vuestro amor, sóis un cielo.

bajo el diente de león dijo...

Ay, Silvia, mucho ánimo y a ver qué os dicen mañana en el médico. Igual si la medicina le tarda en funcionar es que no es la adecuada o necesita una diferente, ¿no? ; quizás el médico mañana le dé otra más efectica; ojalá...
+ besos y rápida mejoría para tu marido, por favooorrrrrr =).

♥ meninheira ♥ dijo...

Aquí, cuando algún remedio (medicinas incluídas) no surte efecto todo lo rápido que quisiéramos, decimos: "¡a ver si pensabas que era la purga de Benito!" :D que debe ser una medicina milagrosa que cura absolutamente todo en décimas de segundo.

Así que ánimo, poquito a poco, ya nos contarás qué os ha dicho el médico.

Un besiño gordísimo
m*

Silvia dijo...

Pilar, Meni, me sacáis una risa tan necesaria...
Sí, es que fíjate, aquí como en todo sitio, con los doctores tan buenísimos que hay, y chica, parece que más que el problema de mi marido es que hemos dado con un urólogo que o no es bueno, o no tiene el tiempo y la calma que se requiere.
Al pobre de mi marido en vez de examinarle siquiera de rutina, ná de ná, toma y daca antibióticos, otras cosas, esteroides... y claro, yo estoy que echo brasas, como imaginaréis, aunque encima lo que pasa es que debo estar más positiva, ya que por otro lado esto le come un poco la moral... pero vamos, él es muy fuerte, y esto no le vá a achantar. Sólo que quizá tenga que hacer un poco más de tripas corazón hasta que encontremos un médico que nos escuche un poco, sobre todo a él, y que sea quizá un poco más abierto a tratar cosas que aunque simples (claro, de las que no ganan tajo, porque no son medicinas), pueden incluso hacer más efecto... ay, cómo estamos en todos lados, con doctores sin ni cinco minutos para escucharnos... que mucho de esto tiene que ver con una situación de estrés y preocupación, que claro, se le ha focalizado al pobre en una parte débil de su cuerpo y ahora se ha convertido también en foco fisiológico de molestia.
Si tenía que haber sido doctora yo, ja ja ja...

Y sí, conozco ese dicho, Meni. Lo que pasa es que esto es como los catarros, que duran una semana con medicina, y siete días sin ella, je je je.

Y Pilar, qué gozada de fotos de Asturias y el museo de ciencias naturales... que siempre te leo, chica, no creas.

Gracias de verdad, me levantáis el ánimo no sabéis cómo. Es algo extraño, yo siempre estoy del otro lado, aconsejando y dando ánimos, porque de verdad, aquí siempre estamos bien de salud y todo, lo cual como lo prueban las circunstancias, no nos hace exemptos de tener estos momentos de pesadez y carga... tengo unas ganas increíbles de salir de aquí para las vacaciones, y quiero pensar que para entonces estaremos todos en buen estado de salud.

Bueno, un beso enorme, cuidaros mucho.

bajo el diente de león dijo...

Silvia, espero que todo haya ido bien en el médico hoy. Ojalá... Ya nos contarás. Muchos besos.

Silvia dijo...

Gracias Pilar y amigas. Mira, está bastante mejor porque sabe fijo que no es nada serio... es increíble cómo las preocupaciones pueden hacer de algo pequeño algo tan grande.

Mi marido ha estado preocupado por cositas nimias que se le han ido acumulando, y que no me ha estado contando, y creo que eso es parte grande del problema. Pero es muy humilde y no le duele en prenda reconocer que esto le ha causado una pequeña crisis de los cuarenta o midlife crisis como la llaman aquí, ja ja ja. Así que ahora está en proceso de salir de esta, y si me confia un poco y se acerca a la medicina no tradicional, te aseguro que estará mil veces mejor.

Gracias a todas, no sabéis lo que me habéis apoyado en la distancia, porque buff, fue un golpe, llevamos sin dormir, sobre todo él, porque yo me he echado por ahí una que otra siesta, y con un nudo en el estómago, y de doctores, un buen tiempo que se me ha hecho eterno. Hoy es el primer día que me siento más relajada, él también.

Besitos,
s

Gemma Alonso dijo...

Hola Silvia:
He estado fuera y no me había enterado de nada. Me alegro que las cosas estén ya mejorando. Parece que habéis pasado ya ese punto de inflexión y solo cabe esperar ir para mejor. Estas crisis, como bien dices, sirven para abrirse y crecer. Muchos besos a los cuatro.
Gemma

bajo el diente de león dijo...

Cuánto me alegro de que ya se encuentre mejor, Silvia :). Cuídalo mucho, que las crisis son un "palo" para todos, y lo mejor es tener alguien en quien apoyarse y que empatice con nosotros ;). Y ahora ¡a dormir los dos! =).

Muchos besos para todos :****

Maria dijo...

Hola, Silvia

Estoy un poco desconectada, entre el trabajo y las mini vacaciones que nos llevan fuera de casa los fines de semana.

Leía con preocupación lo que contabas, pero por lo que veo parece que la cosa va yendo a mejor, aunque sea despacio.

Es importante encontrar un médico que escuche. Una gran parte de la curación o mejoría del enfermo radica en la confianza que le tenga a su doctor. Si puede hablar con él, aunque no le cure, sale mucho más animado de la consulta y eso influye en la evolución del cuadro.

Bueno, guapísima, ve contándonos lo que puedas.

1beso a toda la familia y muchos ánimos para tu marido, y para tí, claro.

Àfrica dijo...

Hola, Silvia!
Hace días que no pasaba por los blocs y no había leído este post tuyo. Espero que tu marido esté mucho mejor y que volváis a tener calma y tranquilidad. Un abrazo muy fuerte para toda la familia!!

klaus dijo...

Silvi soy una horrenda,ni una visita y mira que tu aqui con tu problema... pero Fran, tsunamy y yo les mandamos un abrazo enormeee de esos de osito koala o de osito panda, el que gusten o de los dos, la cosa es que sientan el mimo desde estos lares.

Las enfermedades son asi linda, nos llegan y bueeno toda una vida de no prestar atencion y cuando zumbale nos dan, ahi estamos buscando curarnos como por arte de magia, callando hasta que nos gana el asunto y hablamos, que te dire yo que con fran es una bronca y media todos los dias ya sea a causa de su diabetes o su asma...hacerlo medicarse es un lio, se cuida...pero detesta medicarse por la sintomatologia que presenta con la diabetes principalmente... y mal que bien tambien resulta a fin de cuentas otro pequeño mas a quien mimar y cuidar en la familia.

el proceso de recuperacion ya ha comenzado, se que tienes mucha fe en Dios y ese sera siempre nuestro apoyo queno???

Un beso a toda tu hermosa familia, y duplico el abrazo de oso

claudia

Silvia dijo...

Maria, África y Klaus. Muchas gracias por preocuparos.
Ha sido una combinación de ansiedad y complicada con estos síntomas físicos, lo bueno es que no hay nada serio de que preocuparnos.
Ya está mucho mejor, aún luchando por recuperar el sueño mejor, yo estoy durmiendo bien porque ya sé que no es nada peligroso ni serio físicamente hablando, pero hay que entender que el estres y la ansiedad son igualmente reales, y que te ponen en una situación delicada. Pero confío mucho en la capacidad de recuperación de mi marido y tenemos visita con un doctor alternativo y quiropráctico, y sé que ahí vamos a recibir consejos y ayuda adecuados.
Eso y un poco de paciencia y tiempo le restablecerán su salud o incluso la mejorarán por completo, porque esto nos ha hecho cambiar algunas cosas para mejor, lo cual es hasta positivo.
Besos a todas,
s

Silvia dijo...

Ah, al final el urólogo respondió bien, eh, todo hay que decirlo.
Los doctores también son personas, y a veces pueden estar saturados de pacientes y necesitar unas vacaciones.
La tercera fue la vencida, el doctor se mostró razonable y escuchó, de hecho no le hizo una cystoscopy se llama aquí, porque no consideró necesario intervenir... estuvo bien, porque anteriormente sólo le dio medicamentos y fuera. Pero claro, ellos tampoco saben, salvo que se sienten y escuchen, lo que está pasándole al paciente. Con lo que me dejó convencida de que o sabemos uno mismo ser nuestros primeros 'doctores', o nadie te va a 'arreglar' si tú no sabes cómo y por qué te viene lo que te viene.

 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email