Charlie y la fábrica de chocolate

Ventiún globos no pudo ser. Definitivamente estuvo fuera del radar de interés de las niñas, no el mío. Me fascina el libro. Pero lo volveremos a intentar. Me parece un libro genial, quizá para chicos más que niñas, quizá para diez, doce años, más que para 7 y 5. Pero Charlie y la fábrica de chocolate... eso es otro cantar. La película antigua, a mi gusto, es formidable. La nueva con Johnny Deep no está mal, más que el argumento me gusta la estética. A mí la trama de Charlie y Willie Wonka no me cansan, las canciones de las películas también me divierten.


Y el libro. Lo encontré por 50 centavos. Al no funcionar Ventiún globos, quise reemplazarlo por una lectura en español. El hecho de vivir en Houston y estar plagados de todo en inglés alrededor me lo pone difícil para mantener una rutina de lecturas en español diarias. Por eso cuando ví el libro de Charlie lo cogí, y como ni 50 centavos llevaba en el bolso pues las niñas me habían sacado las monedas para jugar en casa, y no llevo nunca efectivo en este país de tarjetas de plástico, me dio tentación de llevarme el libro y otro día pagarlo. Pero me dijo mi hija cuando lo traía en la mano dentro de la biblioteca, mamá, ¿has pagado el libro?, a lo que respondo, la verdad que no, déjame preguntarle a la bibliotecaria algo. Le dije a la señora mi problema, que si podían dejarlo en el mostrador ya que estaba en español y no encuentro casi nada en este idioma,o que si me podía cargar 50 centavos como de multa para que los pagara en casa o la próxima, lo cual no puede hacer porque son dos cosas distintas. Pero me dijo motu propio, llévatelo y lo pagas la próxima vez, lo cual ya está hecho.

Desde el primer día que lo trajimos, este libro si pegó, muchísimo. Hoy no querían que dejara de leerlo. Pero ahora, mala de mí, les dije que, por protestar de que no querían ni una lectura ya que estamos de vacaciones de verano, ya bastó con tres capítulos... ja ja ja. Me encanta cómo está narrado y este, por fin, es un libro que las tres estamos gozando a tope. El otro a ver si lo termino en un ratito. Ya íbamos por la mitad, pero la historia de Waterman Sherman prisionero invitado en la isla de Krakatoa, y las descripciones de la isla y las intrigas de la misma, además de la narrativa magistral, no cayeron en su momento adecuado.






2 comments:

Ivett dijo...

Lo van a disfrutar muchisimo! Hace más de dos años nos leímos este y casi todos los de este autor y ninguno tiene desperdicio. Particularmente el del gigante bonachón le encanto a mi hijo por las palabras inventadas que aparecen.

Y las películas también muy buenas, en casa teníamos la actual por que se la regale cuando cumplió 5 pero de tanto usarla se dañó :(

Saludos

Silvia dijo...

LOL... sí, eso de que se estropeen pelis de tanto uso me encanta!

Gracias por la recomendación del gigante bonachón.

 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email