Cocinando plastelina

Nunca había cocinado plastelina, de las plastelinas caseras que hacemos, todas eran mezcladas sólo... hasta hoy.  MI hija escribió "How to Make Dough", y salió este enlace.

La receta es muy sencilla. El resultado es una plastelina no tóxica, una masa natural, elástica y fácil de manejar.

Ingredientes:


2 tazas de harina
2 tazas de agua tibia
1 taza de sal
2 cucharadas de aceite vegetal (pero que digo yo que de oliva también saldría)
Colorante alimenticio (líquido, en polvo, o incluso una bebida en polvo sin azúcar)
Crema de tártar (opcional)
Aceites perfumados (opcional)



Preparación:


Mezclar todo en una ollita o cacerola, ponerlo a fuego medio, dar vueltas, y retirar del fuego cuando puedes desprender la mezcla de las paredes de la olla sin que se pegue. La persona de la receta original dice que hay quien se queja de que estaba pegajosa. Si es así, volver a poner en la olla y seguir calentando hasta que alcance esta textura... la alcanzará.

Guardar en un contenedor en la nevera o refri. Si se seca demasiado con el uso, siempre se le puede añadir algo de agua. Si se siente pegajosa, volver a calentarla en una olla. A nosotras desde luego, en unos minutos, se nos cocinó perfecta. Yo no tengo nunca esa "cream of tartar", que supuestamente añade algo más de flexibilidad, pero nos quedó perfecta. Tampoco tengo aceites aromáticos, así que huele simplemente a masa, lo cual no es nada desagradable.

Así salió de la cacerolita donde la cocinamos, con buena textura, elástica pero no pegajosa.

Manitas tiernas con uñitas a veces menos que limpias, qué bella infancia.



Poniendo colorante alimenticio y luego amasa que te amasa para que vaya extendiéndose por toda la plastelina.




Y lista para jugar.

Foto tomada desde la ventana de la cocina.


 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email