Cómo paso mis días


Hace dos años, cuando estábamos en Madrid, se me ocurrió comenzar a leer Fortunata y Jacinta. Lo añadí a mi Kindle, y ni idea tenía de que era un libro tan largo. Me parecía raro que el numerito del 1% no se moviera aún leídas más de 40 páginas de Kindle o así, y de repente saltó al 2%, pero para entonces ya estaba sumergida en el Madrid de Galdós. Hasta aquel día, no me atraía en absoluto leer libros demasiado voluminosos (porque es un compromiso de mucho tiempo, tiempo que no tendré para leer otros libros). Después de Fortunata y Jacinta tengo otra opinión de los libros largos. Con ellos, te submerges en un mundo sin igual, y aun cuando quería por una parte llegar a la conclusión de Fortunata y Jacinta, por otra, te quedas como zombie por unos días, perdido, sin tener a tu gente y tus lugares a quienes visitar con la lectura. Es como mudarte a otra localidad.

Tras Fortunata y Jacinta, me propuse darle una visita al Quijote entero, lo cual conseguí gracias al audio gratuito en youtube de todo el libro, y gracias a mis muchas horas de cocinar, limpiar y doblar ropa, que me permitieron perderme en el audiolibro.


Volviendo a los principios de Charlotte Mason que he incorporado, aparte del regreso a la lectura para aprender, retándome un poco con algunos títulos, y acometiendo aquellos libros que parecen aburridos y que son una maravilla (cada quien tiene su clásico, sólo hay que encontrarlo), otra de mis actividades es anotar en un cuaderno las plantas y hierbas que veo en mi barrio y alrededores, los pájaros que identifico, y de vez en cuando, dibujar en ellos y escribir sobre nuestras visitas a la naturaleza.

Distamos mucho de hacer esto con frecuencia semanal. Si así podéis, planear una visita semanal con un grupo,os animo a ello, si vuestras visitas son más esporádicas, no dejéis de hacerlas. Todo esto que he aprendido, en principio lo hice con la intención de que mis hijas lo hicieran ellas también. Pero a mí no me ha resultado así. Aquello que he hecho con el deseo de que ellas también lo valoraran, la mayoría de las veces lo han ignorado. Por esta razón este año estoy algo cansada, por haberme tomado varias cosas muy a la tremenda, y por haber intentado demasiado, y haber esperado demasiado de ellas. Pero en fin, que no todo es cuesta arriba ni mucho menos negativo. Muchas cosas buenas han quedado, por ejemplo:

- el amor por la lectura en español e inglés
- la apreciación de la naturaleza que me rodea y las listas y cuadernos
- cuadernos cotidianos donde apunto citas de lo que leo y me llama la atención
- apreciación por el buen arte y la buena música (aprender a ver y escuchar aquello que puede que no siempre nos guste, pero que percibimos como bueno, de calidad, y que nos reta y nos hace pensar y ser críticos de nuestra era)
- los "podcast" o programas de radio por internet. He encontrado muchos podcast interesantes en CIRCE.
- hacer algo de ejercicio semanal. (Dos veces a la semana salgo a caminar y correr con mi vecina, y ahora he comenzado a ir una vez a la semana al gimnasio).

- El estudio Bíblico diario y la oración diaria son algo para mí no tan sencillo de mantener constante. Tiene que ver, imagino, con nuestras personalidades, obviamente con nuestras creencias, y con lo que nos resulta más conveniente. En mi caso, la aplicación gratuita de la Biblia en el teléfono, tiene a su vez planes de lectura, me ha dado constancia en mi lectura diaria. He llegado a un buen equilibrio con tres planes (hay muchos planes diferentes en la aplicación), uno cronológico más largo, otro un estudio a profundidad de Mateo, y el último un plan corto llamado "Celebrate" (Celebrar). Las escrituras las leo en español, los devocionales están en inglés.

Aparte, tengo otra aplicación gratuita llamada Prayer Mate, que es una lista para la oración. Apuntas personas o temas, y te sugieren también salmos y otras posibles plegarias.

Espero que, si sóis mamis homeschoolers, crezcáis en vuestro desarrollo personal, que tengáis metas, actividades, áreas de aprendizaje que cultivéis por vosotras mismas. Y sí, los niños van a ver esa inspiración y posiblemente van a valorar lo que vosotras valoráis. Quizá no inmediatamente, o no con la pasión que vosotras le ponéis, pero hay que respetar que ellos son ellos. Haced lo que tengáis que hacer porque lo deseéis, no porque queráis producir resultados en otros. Esos resultados ya vendrán (o no), en la medida en que tengan que venir. 

3 comments:

Mamiposa dijo...

Hola!
Me encanta lo que nos haz compartido, pero principalmente en el último párrafo, dices algo muy importante: que nos cultivemos por nosotras mismas.
Eso me hizo pensar en que no esta bien que siempre me deje para último momento y si queda tiempo...
Gracias y un abrazo ;)

Silvia dijo...

Mamiposa, qué honor leer tu comentario, bienvenida.

Es VITAL, si haces hs es para largo, y muy intense con la presion de este momento que sufrimos todos. Si no tienes una vida rica en varios niveles, y una red de apoyo, estaras amenazada por muchos frentes. Animo, busca una amistades en quienes confiar, y ponte metastatic realistas y significativas.

Silvia dijo...

Perdon, metas.

 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email