De limpieza


Llevamos viviendo en la misma casa hace 15 años, y hace casi dos, -creo, cuando se puso de moda lo de simplificar (declutter) y el libro y método de KonMarie, que consiste en deshacerte de todo lo que te esté impidiendo disfrutar de un espacio menos abotargado, con menos que limpiar y más tiempo para lo que valoras en tu vida, pues desde entonces pensé en ir aliviando la casa de todo lo que en 15 años acumulamos y que no estábamos dando uso.

Ahora esto de limpiar se ha convertido en un hábito más, una actividad frecuente. De vez en cuando las distintas habitaciones o partes de la casa me sugieren el reconsiderar cómo están, y cómo hacerlas más acogedoras y prácticas. Es aquello de quedarte con lo bello y lo útil, y si puede ser, bello y útil al mismo tiempo.

Además de esto de limpiar la casa, he aplicado el concepto a nuestro homeschooling. De unos meses al final del año este verano (y aun traemos unos cuantos hilos sueltos que estamos tratando de rematar este verano), rebajamos mucho la cantidad de libros y lecturas, y comencé a dar cierre a lo planteado en exceso además de estar ya dándole vueltas a un año entrante diferente. Me gustaría por primera vez que mis planes fueran más realistas, humildes, y sencillos. Y no es que estos años atrás no hayan aprendido las niñas, porque ellas avanzan, conmigo o a pesar de mí, pero cuando lo compara uno con los planes sobrecargados con que empezamos, no luce el año ni nos da merecida satisfacción como cuando vemos realizadas nuestras metas (más o menos, por supuesto). Sería agradable por primera vez tener que añadir algo más, en lugar de estar siempre reduciendo y con ese sentimiento de estar atrasado.

También he tenido que limpiar el ordenador. Tengo que traspasar todo a otro distinto, por lo que me puse a borrar o tirar a la basura todo lo innecesario. En el proceso, las niñas vieron sus videos y fotos de pequeñas, y les encantó. Ahora ya estoy preparada para el cambio en unas semanas, y sé que los archivos contienen fotos, vídeos y documentos de importancia y de valor para mí y mi familia.

Además he puesto orden y hecho recuento de proyectos antiguos y presentes. Stephanie sigue vendiendo el curso que traduje al español, pero ya no estoy como asociada, ella cerró las cuentas, y lo que le vaya quedando, es para ella y su marido que tanto han trabajado. Sigo traduciendo con una amiga, el libro de nuestra amiga Judy, Before the Door Closes. Ya hace mucho que no hago sesiones de fotografías, ni vendo libros en Etsy o por mi cuenta. Ahora sólo edito el libro de Mind to Mind, que un grupo maravilloso de traductores ha completado. Tampoco estoy organizando ni participando en ninguna convención ni conferencia de seguidores de Charlotte Mason, ni estoy moderando ni participando en el foro de Ambleside Online.Tengo la traducción como os decía, la edición de Mind to Mind, y me preparo para clases bíblicas en mi congregación, y para el año escolar que entra en el co-op en que nos hemos apuntado. Estoy más desconectada de las redes sociales, y más conectada localmente con la comunidad alrededor.

Siguiendo con esto, hoy en la mañana dediqué algo de tiempo a limpiar el otro blog, www.silviacachia.com, porque a éste ya le dí hace poco un repaso, y quité muchos enlaces inactivos, fotos desaparecidas, etc. Pero fue hoy limpiando el otro blog cuando me dí cuenta de varias cosas tras mirar todo lo escrito desde el 2009,

Esto es lo que he aprendido limpiando el blog:


  • Que siempre me ha gustado escribir, y nunca he abandonado esta práctica por completo
  • Que desde hace más de una década me interesé por el homeschooling, y que el tema me ha tenido absorbida por mucho tiempo, quizá más de lo que hubiera deseado.
  • Que siempre me he preocupado en exceso, le he dado demasiadas vueltas, he puesto demasiada presión a mi papel de maestra de mis hijas.
  • Que desde un principio me atrajo la filosofía de Charlotte Mason, pero que he ido aflojando la tensión y la opresión que me autoimpuse de tener que realizar sus recomendaciones a la perfección. Me resulta curioso ver cómo llevo años batallando contra mí misma y mi obstinación al querer seguir el currículo de Ambleside Online con puntos y comas.
  • Que a pesar de agobiar a mis hijas en muchas ocasiones, he estado siempre a su lado, con más o menos corazón, con más o menos ganas, pero siempre renovando intenciones, replanteando las cosas, buscando el balance en el que aprender sea una dicha.
  •  Que soy una persona curiosa, a la que siempre le ha interesado la naturaleza, la lectura, las relaciones con los demás, el aprender y ayudar, el lenguaje, los buenos libros, y muchísimos temas diversos.
  • Que he dado cientos de consejos que no he sabido aplicar yo misma. He escrito sobre muchísimo por hacer, pero ha sido menos lo hecho, y con todo, lo poco hecho, y lo hecho a medias, ha sido de gran beneficio e impacto porque nunca lo hemos abandonado (me refiero, por ejemplo, a nuestras entradas en nuestros diarios de naturaleza, nuestros planes de apreciar arte y música, nuestros intentos de aprender otras lenguas, y muchas otras cosas que intentamos cada año, cada mes, cada semana, y que no logramos realizar con constancia).
  • Que comencé con mucha energía y mucho orgullo, y que la vida y nuestro Señor me han ido quitando venda tras venda, y que espero que me siga llevando por sus caminos, que no son los que predije ni escogí, sino los que Él sabe que necesito.
  • Que siempre pienso en cómo hacer de mi casa un hogar.
  • Que estoy en paz con quien soy porque aunque no soy la persona que debo ser, tampoco soy la persona que era ayer. 

3 comments:

gemma dijo...

Que linda conclusión. Me gusto sobre todo la ultima reflexión que haces. Un saludo.

jessica jael jasso sosa dijo...

que bonito el poder reflexionar y asi crecer como persona, siempre te sigo porque me identifico mucho con tu forma de ser, al leerte pienso en mi misma y me doy cuenta de cosas que no habia notado

paloma dijo...

Así estoy yo justamente desde hace quince días. Me leí el libro y no dejo de tirar y tirar y tirar...Había llegado un momento en el que me era absolutamente imposible hacer nada en casa por la cantidad de cosas que habíamos acumulado en casi 17 años de matrimonio. Es impresionante el trabajazo que estoy llevando a cabo pero ya te digo que no era capaz ni de ponerme a planificar el nuevo curso.
Ayer empecé despacito a planificar y con gusto vuelvo a releer los blogs de las amigas.
Un abrazo.

 

De interés

Traducciones gratuitas


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en el blog

Seguir el blog por email